La gastronomía asturiana se mueve

La gastronomía asturiana se mueve

La gastronomía asturiana se mueve. En el centro de Avilés, Iratxe Miranda y AdriánSan Julián, acaban de abrir Yume, un concepto gastronómico heredado de su trabajo en el Niemeyer y Koldo Miranda, en el que fusionan la cocina asiática y la española, en formato de tapas y platos para compartir. «Creemos que la gente sabe comer, que disfruta comiendo y probando cosas y que había espacio para un restaurante como este», explica Iratxe Miranda tras terminar uno de los primeros servicios, después de que inauguraran este restaurante hace pocos días.

«Es un espacio para 30 personas que hemos hecho nosotros mismos, en el que queremos que el cliente venga a cenar y disfrute de platos para compartir con la calidad de un restaurante y a la vez que quien haya salido a tomar unos vinos y le apetezca picar algo tenga un espacio informal pero bien atendido donde disfrutar». El precio medio está entre 20 y 25 euros por persona.

Vinos «de pequeños productores, de bodegas que trabajan en ecológico, biodinámico o que elaboran vinos naturales que no sobrepasen los 19 euros» y una cocina «de mercado donde la carta irá variando continuamente», explica.

El cocinero y socio de Iratxe Miranda, AdriánSan Julián, explica que «la idea es tener el mejor producto fresco.El pescado, por ejemplo, voy a buscarlo cada día a la pescadería y selecciono. La costilla de gochu asturcelta está certificada y la papada es ibérica. Luego aplicamos técnicas asiáticas a estos productos o versionamos técnicas asiáticas con elaboraciones de aquí, como por ejemplo con la fritura de pescado, en la que sustituimos la tempura típica de allí por la masa de un buñuelo de aquí.Queremos, además, ofrecer en cada carta un producto más atrevido para quienes quieren probar cosas nuevas. Puede que te guste o no, pero que tengas la oportunidad de probar platos como las crestas de gallo que tenemos ahora en carta».

«De momento estamos muy contentos, yo no me esperaba tanta gente al principio», cuenta el joven cocinero. «Creíamos que sería más gente joven, pero nos ha soprendido que gente más mayor quiere venir y probar, al final la cocina asiática tiene muchos guisos, muchos platos que están muy ricos y que sorprenden más allá del sushi», acompaña Miranda.

La gastronomia asturiana se mueve

Tagged: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*